Al momento stai visualizzando Meditación: 24 de Noviembre

Meditación: 24 de Noviembre

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”
Filipenses 4:13

Una señora comentó acerca de mí: “Tengo tanto trabajo que hacer que no tengo tiempo para que el Señor me dé las fuerzas necesarias para hacerlo.” 

Eso es hacer ladrillos sin paja. Aún cuando ese trabajo sea en el nombre del Señor y la iglesia, esa mujer está bajo la atadura del enemigo.

Dios no envía a sus siervos con sus propios encargos; más bien, Dios “puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario y toda buena obra abunde en ustedes” (2ª. Corintios 9:8)

El antiguo refrán en latín “festina lente”: Apresúrate lentamente tiene una gran lección para nosotros.

Mientras más trabajo tengamos, más a menudo debemos doblegar nuestra cerviz al Señor y esperar un momento la ayuda y el amor del cielo. Entonces podemos seguir adelante con fuerzas renovadas. Una hora bautizada en el amor del Espíritu Santo vale por diez contra el viento y marea sin vida espiritual.

Yo vivo con el rey para su obra y la obra de Él no es mía; él la planifica y prepara para mí y me llena de poder divino. Así mi responsabilidad se torna en delicia, y la oración en alabanza al cantar; yo vivo con el Rey para su obra y obro en el poder de mi Rey.

MEDITEMOS Y OREMOS

Días del Cielo sobre la Tierra
Siguenos y comparte:

Lascia un commento